//
Estás leyendo...

Actualidad

Todo sobre el mobbing laboral

El mobbing o acoso laboral se define como la acción de un hostigador u hostigadores conducente a producir miedo, terror, desprecio o desánimo en el trabajador afectado hacia su trabajo, como el efecto o la enfermedad que produce en el trabajador. Tristemente, la situación de crisis actual hace que muchas empresas presionen al trabajador hasta límites que podrían considerarse como tal.

No siempre los trabajadores son conscientes de que están sufriendo este acoso hasta que su psicoterror laboral está muy avanzado. Entre los síntomas para saber si se es víctima de acoso laboral destacan prácticas como ver restringidas sus posibilidades de hablar, se le cambia de ubicación y se le separa de sus compañeros, a éstos se les prohíbe hablar con la víctima, se juzga su desempeño de manera ofensiva, se cuestionan sus decisiones, no se le asignan tareas o incluso las que se le asignan no tienen sentido, están muy por debajo de sus capacidades y son degradantes. La violencia física (amenazas o uso de violencia menor), los ataques a las actitudes y creencias de la víctima, las agresiones verbales (gritos, insultos, amenazas) y los rumores terminan de completar el cuadro de acoso al que se ven sometidas las víctimas del mobbing en su puesto de trabajo.

Existen algunas vías para prevenir esta lacra. Así se debe vigilar las relaciones laborales, realizar una asignación de trabajo equitativa, disponer de una buena organización en la empresa, tener programas de sugerencias y política de puertas abiertas, evitar el exceso de competitividad entre los trabajadores y crear un buen clima laboral, entre otros.

Finalmente, según el profesor alemán Heinz Leymann, que fue el primero en definir el término de mobbing en el año 1990, existen varios factores que influyen decisivamente en la efectividad de la persona para hacer frente al psicoterror y son: la buena forma física y mental, incrementar la confianza en uno mismo, mantener la consideración del entorno, asegurar el apoyo del entorno familiar y social, reforzar y estabilizar la situación económica, incrementar el margen propio de maniobra, adquirir y dominar las capacidades de resolver problema y el adiestramiento en habilidades sociales.

mobbing en el trabajo