Servicio Empleo tu portal de empleo
Accede a tu cuenta:
¿Olvidaste la contraseña?

Encuentra tu trabajo de Operario de Limpieza

Date de alta GRATIS en tan solo 30 segundos

Regístrate ahora gratis en ServicioEmpleo para conseguir el trabajo de tus sueños
---------------
* Todos los campos son obligatorios
---------------
Acepto la Política de Privacidad de ServicioEmpleo y de sus Patrocinadores
Últimas ofertas publicadas en Servicioempleo
Puesto
Sector
Ciudad
> Capataz de cuadrilla SAFOR
Agricultura Montes Pesca Minería Siderurgia
Oliva
> MAITRE CON IDIOMAS
Hostelería Turismo
Las Palmas de Gran Canaria
> Operarios/as Puente Grúa - Carretillas
Mantenimiento Instalación Reparación
Reinosa
> Matricero/a
Otros
Torrelavega
> Delegado/a Comercial de Grandes Cuentas
Marketing Publicidad
Torrelavega
Últimos artículos del blog de Servicioempleo
Cómo responder a la pregunta “¿Cuánto quieres...
Claves para avanzar en tu carrera profesional
Turismo, el sector al frente de la recuperación económica
Cómo prepararse para una entrevista telefónica
Millennials: la nueva generación en el mercado laboral
En un proceso de selección el momento quizás más temido llega cuando el entrevistador pone la pregunta acerca del salario. El tema preocupa tanto por el miedo a pasarse, como a quedarse corto, pidiendo demasiado poco. Vamos a ver cómo enfrentar esta peliaguda situación, viendo de qué forma podemos responder a la pregunta sin caer en fallo.   Conozca tu verdadero valor Antes de todo hay que saber cuál podría ser un justo salario para tu trabajo. Te aconsejamos de averiguar los sueldos medios del sector, preguntando a alguien de un puesto y empresa similar al ofertado, o bien buscando categorías y salarios en el convenio colectivo del sector y comunidad autónoma.   Conocer el valor de tu trabajo es un punto de fuerza que, a la hora del encuentro con el seleccionador, te ayudará a destacar por tu determinación y profesionalidad.   Nunca omitir la información sobre el salario Si te preguntan de rellenar un formulario por ejemplo online, no deje la parte relativa al salario en blanco. Así darás la impresión de no estar interesado al puesto.   Si no tienes experiencia y no sabes por dónde van los tiros, lo más aconsejable es buscar ofertas similares que muestren el salario ofrecido. Si ya has trabajado en un puesto o una empresa similar, tu cifra inicial puede ser tu último salario o incluso menos (debido a la crisis y al exceso de candidatos). Recuerda que el salario siempre se expresa en bruto anual.   Cuando te pregunten, argumenta la cifra En la hora de dar una respuesta al entrevistador, debes decir la cifra con tranquilidad y mirándole a los ojos de forma totalmente relajada. Mejor decir una cifra que esté comprendida entre dos valores, el máximo que deseas alcanzar (y adecuado al puesto) y un valor medio con el cual podrías todavía estar satisfecho.   A partir de la reacción del seleccionador puedes volver a debatir, pero siempre con calma y diplomacia. Aquí se pondrá en práctica tu capacidad de negociación, elemento que los seleccionadores suele valorar en estas ocasiones. Si te parece inaceptable la contrapropuesta del entrevistador y quieres decirlo hazlo con argumentos sobre tu experiencia, estudios y resaltando todo lo que ofreces a la empresa. En cualquier caso no te pongas nervioso porque puede que sea simplemente una prueba.   Por último, no te obsesiones con el dinero. Es mejor dedicar ese tiempo a repasar tus puntos fuertes e investigar sobre la empresa para demostrar interés que perder horas investigando el posible salario.